Curva a curva. Vuelta a vuelta

Muchos creen que MotoStudent es sólo una carrera, y estarían en lo cierto si no se trascendiese de la acepción que engloba lo relacionado con el ámbito deportivo del motociclismo.

MotoStudent se trata de una carrera de fondo durante dos años enteros en los que día a día, y semana a semana hay que mejorar: unas veces tiempos, otras veces diseños y todo lo mejorable a lo largo de este proyecto, que no es poco.

Según ha ido transcurriendo este mes de Octubre se iba acercando la fecha en que teníamos que pasar por una meta, por un hito: la entrega de ciertos aspectos de la memoria del proyecto. En la versión final de la memoria, que se presenta en Alcañiz al final del segundo año de competición, se recoge, de una manera muy condensada, todos los pasos que han llevado a materializar lo que en un momento fue una vaga idea, entre muchas otras, a un prototipo de ingeniería de talla mundial.

Llega el momento de tomar decisiones. De entre las decenas de ideas que puedes surgir para un mismo aspecto se deben seleccionar aquellas que encarnen el mayor grado de viabilidad tanto técnica como económica. Creedme, no es fácil. Pero, no por nada, MotoStudent representa un evento de semejante talla: por requerir de un grado de constancia y organización que sólo se adquiere mediante el ejercicio y la práctica, pura y dura.

Esta semana mandaremos nuestros veredictos. Comenzaremos, así, a establecer los patrones definitivos de un proyecto el cual tendremos que defender con uñas y dientes dentro de trescientos sesenta y cinco días, en Alcañiz (Aragón).

Un éxito fue, en algún momento anterior, una duda.

About The Author

Related Posts

Leave a Reply

4 × tres =